Así se gestó la FEMP

 

 

“En 1980, un grupo de veinte Alcaldes…..”. Durante mucho tiempo estas palabras fueron el “Érase una vez..” con el que la FEMP arrancaba el relato de su historia, una historia que, en realidad, había empezado a gestarse en 1979, cuando los Alcaldes democráticos de varias ciudades españolas buscaban para la Administración Local el reconocimiento que le otorgaba la Constitución aprobada en diciembre de 1978 pero que no recibía desde las otras Administraciones y ni de los poderes Ejecutivo y Legislativo. Esta idea marcó el trabajo de un equipo que poco a poco fue sumando nuevos miembros y que tuvo su punto de inflexión en la convocatoria que el Alcalde de Madrid, Enrique Tierno Galván, dirigió a los primeros Ediles de las sesenta capitales más pobladas de España, para un encuentro que se celebró el 12 de enero de 1980. El objetivo: que se oyera con una sola voz el sentir de todos los Gobiernos Locales españoles. El resultado: acuerdo para que una Comisión Gestora, elegida en esa misma reunión, iniciase el proceso constituyente de la FEM (Federación Española de Municipios).

El Alcalde de Málaga, Pedro Aparicio, Presidente de la Gestora, junto a otros once Alcaldes y un Concejal, y con un Secretario General, lideró los trabajos para crear la asociación. Años después recordaba que “nuestro objetivo final era convertir a los Ayuntamientos en una vigorosa apoyatura del Estado descentralizado y democrático que la reciente Constitución establecía”. Durante el año y medio transcurrido desde enero de 1980 a junio de 1981, la Gestora elaboró Estatutos, viajó por España para explicar el proyecto a los Ayuntamientos de todo el territorio y también a las Diputaciones, Cabildos y Consejos Insulares de cara a su integración en la Federación; salió a Europa para buscar contactos e reconocimiento en organizaciones municipalistas internacionales; llevó la idea al Parlamento para presentarla también a los Grupos Parlamentarios; y trabajó igualmente para acercarla a la opinión pública. Durante ese tiempo también se equipó con una infraestructura mínima. Y finalizó ese año y medio de trabajo convocando para los días 13 y 14 de junio de 1981 la primera Asamblea General de Ayuntamientos y Corporaciones Provinciales, en Torremolinos-Málaga porque, en junio de 1981, Torremolinos era todavía un barrio de Málaga.

Lo último de los 40 Años FEMP

Historia FEMP en unos minutos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies